domingo, 22 de noviembre de 2009

Los primeros sonidos




Se dice generalmente que "los orígenes de la música son desconocidos" o que ésta "fue producto del desarrollo y elevación del lenguaje". Algo así como si el hombre primitivo sentado dentro de una caverna envuelto en una piel e ingiriendo los restos de un animal se le cruzara por su cabeza algo similar a este pensamiento:

"Yo no poder hacer ritmos sincopados golpeando piedra con huesos de este animal hasta no desarrollar bien mi lenguaje". Y así el pobre hombre en estado salvaje se limitaba sus propias producciones musicales esperando satisfacer a las teorías de algunos historiadores sin imaginación que muchisimos siglos después evocarían tal "teoría científica".

Para responder a tales "teóricos" con un poco de seso imaginativo, está ampliamente demostrado que ciertas aves imitan sonidos (tal como los loros que pueden hablar) o como otros que imitan los sonidos de sus potenciales almuerzos; el hombre primitivo no podía ser menos. Aparte que como animal no es de los mas agraciados físicamente para la supervivencia en la Tierra y alimentarse cotidianamente a la manera salvaje. El hombre ni siquiera se vio en la necesidad de crear la Real Academia Española para poder comer un miserable pájaro sino dedicarse a imitar su sonido para atraerlo y luego darle un piedrazo en medio de la testa. Para ello, previamente mejoró su puntería (tampoco sin haber leído las obras de Cervantes).

Indudablemente, durante siglos de evolución humana desde el Hombre de Cromagnon hasta el Neanderthal han marchado durante días o semanas en busca de agua y de pronto escuchan el sonido del trueno y comienza a caer agua del cielo.
Pongamos nuestra mente en este acontecer: ruido de truenos = agua.

Habrá pasado muchisimo tiempo hasta que algún simio sediento, luego de años de escuchar esto mismo, tomó un hueso o un palo y empezó a golpear el suelo en busca de que cayera agua. En ningún momento pensó que sería producto de la condensación de gotas de agua en la atmósfera y que el trueno era simplemente la onda de choque causada cuando un rayo calienta el aire que se mueve entre las nubes. ¡¡¡ ES UN SER CON PENSAMIENTO CONDUCTISTA !!!! No necesita de crear un lenguaje para sacar una conclusión mas que obvia para su nivel evolutivo.
Entonces ahí tenemos a un simio haciendo percusión intentando crear las condiciones para tomar agua sin saber que era el antecesor de Tito Puente.

Aunque golpeara con un hueso el suelo, el agua no caía y su sed aumentaba. Así es como habrá imaginado que debería buscar una forma de igualar esos sonidos y habrá estado probando golpear piedras, animales muertos, arboles, o su pecho con las manos, etc de diferentes maneras y creando ritmos lo mas parecidos al sonido del trueno. Y aunque parezca mentira, tanto golpear un día empieza a llover y el hombre cree ciegamente que imitando el sonido de algo desconocido produce la lluvia como imitando el sonido de un pájaro este se acerca y se convierte en cena. Recordemos que en toda esta narración el primitivo no dice una sola "palabra" y ya ha originado la primer música, inventado la percusión, se ha perfeccionado haciendo varios ritmos, ha cenado ese pajarraco al cual imita a la perfección y se ha tomado toda el agua que ha caído gracias a su habilidad musical. Muchos años o siglos después también dedicaría algún tiempo para pintar en la pared de su cueva todas estas hazañas, ya que la pintura requiere algunas habilidades mas.

Digamos que no es muy necesario el lenguaje en esta etapa evolutiva para que la música naciera por las necesidades diarias de los primeros hombres. Cuando digo "lenguaje" estoy hablando en los términos de estos científicos que conceptualizan un al lenguaje como algo acabado tal como hablamos hoy y no el lenguaje gestual, corporal o de sonidos que existe desde que el mundo es mundo en toda la naturaleza.

Al final solo con un post, ya tenemos el origen de la percusión y de algunos sonidos imitativos realizados con la voz y por la única necesidad de comer o beber. Precisamente esta necesidad sigue vigente hasta el día de hoy, en donde el músico no es un ser etéreo y elevado de la muchedumbre por otras cuestiones supraterrenales sino un simple mortal con necesidades que deben ser satisfechas y ese es el verdadero origen de la música.

    Seguidores

    .

    Páginas vistas en el último mes

    Translate