jueves, 26 de diciembre de 2013

Fundamentos acústicos egipcios

Templo de Isis


Las artes y la arquitectura egipcias forman parte de un todo. En el afán de lograr ciertos fenómenos llevó a los egipcios a descubrir ciertos elementos técnicos que perfeccionaron sus artes. Tal es el caso del nexo existente entre la arquitectura y la música.

El lugar en donde se desarrollo la cultura egipcia predominaban tres materiales en abundancia: la arena, la desértica, la arcilla y la piedra caliza. Mientras con la mezcla de arena y arcilla formaban adobe y con este ladrillos para construir viviendas, palacios, fortalezas, muros y edificios; la piedra se utilizaba solo para templos y tumbas. 

Los templos y tumbas de piedra generan reverberación del sonido, el cual es un fenómeno que por reflexión el sonido sigue escuchándose después de haber dejado de emitirlo. Se diferencia del eco en que mediante el mismo fenómeno el sonido no permanece sino que vuelve al emisor luego de haber sido emitido.

La reverberación no es casual sino adrede imitando la reflexión del sonido en la caverna prehistórica. Mientras en las tumbas se trataba de generar que el difunto se escuchase a si mismo y no se sintiera solo, en los templos producía la reflexión de los cantos sacerdotales y de los instrumentos destinados para acompañar tales cantos para adorar a los dioses (como era el arpa egipcia cuyo sonido se extingue rápidamente en ambientes hecho con adobe).

Hasta la actualidad, los templos e iglesias de todas las religiones se construyen de materiales reflectantes del sonido que generen reverberación por el mismo motivo por el cual los egipcios utilizaban la piedra para construirlos: lograr un efecto de omnipresencia del sonido en todo el ambiente como es en su creencia el dios omnipresente.

La reverberación es un efecto básico para la construcción de auditorios y salas de conciertos. 





    Seguidores

    .

    Páginas vistas en total

    Translate